Alojarse en la Bretaña Francesa: Chateau Bily

Lo sé, no es el mejor momento para hablar de alojamientos ni de viajes y mucho menos si son internacionales. Pero estar confinados y tener la casi certeza de que este verano no se podrá viajar, o al menos no de la manera habitual, hace que eche más de menos esos recorridos tan especiales que solemos hacer cada verano y que ya echando en falta.

Y cómo tengo algunos post pendientes y bastante atrasados hoy os hablo de un alojamiento muy especial que está en Francia.


La segunda vez que visitábamos la Bretaña Francesa decidimos que parte del viaje nos estableceríamos durante varios días en el mismo alojamiento para evitar andar con maletas de un lado para otro cada uno o dos días.

Como nos daba igual dónde pero queríamos que fuera en una zona más o menos central y así usarlo como punto de partida diario para nuestro recorrido me puse a buscar un alojamiento, en un radio muy amplio de la Bretaña, que cumpliera los requisitos que yo busco normalmente (cuidada decoración, limpieza, en una zona con encanto y a ser posible que tengan desayunos lo más caseros posibles).

Y lo encontré! el lugar perfecto, el Chateau Bily.

Una preciosa construcción rodeada de un jardín privado en el que podréis relajaros leyendo al sol y con un granero de cuentecito.
Marilyn es la dueña de esta casa situada en La Chèze. Es una mujer encantadora que a pesar de hablar sólo en francés se esfuerza por entenderse en inglés o español con sus huéspedes. Ella hará que la experiencia al alojaros allí sea una auténtica delicia (ya me entenderéis cuando sigáis leyendo).

La casa es preciosa, super limpia y cuidada hasta el más mínimo detalle, eso sí, minimalistas abstenerse de ir porque os va a estresar tanta decoración. A mí personalmente me encanta, es muy acorde a mi estilo.
Marilyn es muy manitas y le encanta coser y hacer patchwork por lo que veréis la casa llena de decoraciones que ha hecho ella misma. A nosotros nos regaló unos corazones de tela preciosos que tenemos en nuestra habitación y en la de Alexandra.

Entre sus muchos detalles está el de decorar a diario las habitaciones con flores frescas del jardín, una gozada.

Por la mañana se levanta muy temprano para preparar un magnífico desayuno completamente casero. Brioches recién horneados (los que me seguís por instagram los habréis visto en mis stories porque los hice hace poco y muchos me habéis pedido la receta), vasitos de yogur, fruta y granola casera, zumo de naranja recién exprimido, dulces caseros típicos de la zona, mermeladas caseras (la de ruibarbo era mi favorita), etc.
Si le tengo que poner una pega es que todo el desayuno es dulce y nosotros somos más de salado, pero se lo dices y en un momento te prepara unos huevos de la manera que más te gusten.
Además, si de por sí el desayuno es un espectáculo, la puesta en escena también lo es ya que cada día viste la mesa de manera diferente y a cada cual más bonita.

Por si fuera poco, la ubicación es perfecta para visitar la zona, rodeada de pueblecitos de cuento y ciudades maravillosas como Josselin, situada a 25 minutos de Chateau Bily.

Si alguien está interesado en que le facilite la ruta completa que hicimos, con los alojamientos, los restaurantes y los lugares que visitar que me escriba, que yo encantada se la doy. En algún momento quizá la publique pero me llevaría muuuucho tiempo, así que no se si me animaré.
Recorrer la Bretaña francesa en coche es un viaje maravilloso que merece la pena hacer y que será un recuerdo inolvidable, así que animaros y en cuanto se pueda viajar aprovechad para hacedlo.

Ahora os dejo alguna foto más del Chateau Bily y de nuestra habitación, que no era la más grande pero era mi favorita y me empeñé en que fuera esa. En la foto no se ve pero había una cama de viaje para Alexandra.

En cuanto a los deliciosos brioches de Marilyn, estad atentos que mi próximo post será la receta que tanto me habéis pedido y que es facilísima.

Cuidaros mucho y a ver si salimos pronto de este confinamiento que nos tiene hartos a todos.

A soñar con la libertad de movimiento, con los viajes y con un verano como los de antes, tened en cuenta que cada día es un día menos de encierro y locura y que pronto podremos abrazar a los que tenemos lejos.

Feliz martes!

Nadia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s