Falso risotto de verduras

Esta receta no es mía, es una improvisación de mi marido, y es que en casa cocinamos todos, sólo le falta a Nani, nuestra perra, plantarse el delantal. Pero es que hasta Alexandra que tiene tres años y medio arrastra una escalerita de Ikea que tenemos en el baño para que llegue sola al lavabo…